Inducción al Suicidio

Delito de Inducción al suicidio en el caso del Vigilante Fernando Merchán

En el caso del vigilante Fernando Merchán ¿Es posible hablar de suicidio o de inducción al suicidio? Rafael Uribe Noguera, en el mes de diciembre de 2016, violó, maltrató y asesinó a la niña Yuliana Sambony. Por el momento, no queremos hablar de este caso, sino del vigilante del edificio Equss 66, Fernando Merchán.

El caso, hasta el momento, solo ha sido mostrado como un simple suicidio, sin embargo, si analizamos su posición laboral y su condición frente a Rafael Uribe Noguera, hay indicios de inducción al suicidio. En Colombia Legal Corporation queremos exponer lo que dice la norma legal en el Código Penal colombiano sobre este tema.

Inducción al Suicidio en el Código Penal

En el capítulo segundo del Código Penal sobre homicidio, en el artículo 107 establece que “El que eficazmente induzca a otro al suicidio, o le preste una ayuda efectiva para su realización, incurrirá en prisión de dos (2) a seis (6) años. Cuando la inducción o ayuda esté dirigida a poner fin a intensos sufrimientos provenientes de lesión corporal o enfermedad grave e incurable, se incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2) años.”

Por lo tanto, según lo establecido en el primer apartado, toda aquella persona que induzca a otro a quitarse la vida incurrirá en un delito el cual le dará como pena en prisión un mínimo de dos años y un máximo de seis años, dependiendo de las circunstancias agravantes.

En el caso del vigilante Fernando Merchán, sin entrar en detalles, nos surge la duda de si es culpable por sus acciones o si simplemente fue inducido al suicidio por Rafael Uribe. Esta es una incógnita que los investigadores de la Fiscalía empezaran a establecer.

Según fuentes de sus familiares, Fernando Merchán era un señor amado por todos en el barrio; sus compañeros de trabajo también pueden dar fe de su personalidad. Según algunos indicios iniciales, Rafael Uribe lo mantenía bajo presión y con cierta amenaza para que mantuviera oculta sus acciones criminales en el edificio donde ocurrió el hecho.

El día del asesinato, se cree que recibió amenazas para que su testimonio fuera cambiado y de esta manera beneficiar a Uribe. El testimonio de Merchán no fue objetivo inicialmente, porque se encontraba en una situación de peligro. Estas son pruebas que ha aportado la familia a la Fiscalía. De demostrarse este hecho, Rafael Uribe tendría que afrontar un juicio por Inducir al Suicidio al vigilante Fernando Merchán.

¿Deseas asesoría jurídica sobre este tema?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *