prevaricato en Colombia

El delito y las penas del prevaricato en Colombia

El prevaricato en Colombia es uno de aquellos delitos que bien podría ser resumido bajo el conocido refrán “Lo malo de la rosca es no estar en ella”. Pero lejos de ser gracioso, la realidad muestra que este delito desangra al país en un mar de corrupción al extremo.

El prevaricato es la actividad o acción que comete un juez o un servidor público con autoridad para beneficiar a otra persona. Es decir, cuando un alcalde concede un contrato a una empresa privada sin cumplir los requisitos legales y sin llevar a cabo el debido proceso de la contratación pública o cuando un juez concede un beneficio a otro sin cumplir con los requisitos de ley.

Pero en el refrán anterior, se convierte en delito cuando el juez o la autoridad que comete la acción se encuentra activo en sus funciones. De lo contrario solo será simplemente una acción sin validez punible.

Puede llegar a ser confuso que una decisión de un juez o de un político o de un policía en medio de sus funciones tome partido por alguna de las partes involucradas en una situación judicial porque la Ley establece mantener siempre la igualdad y la justicia para todos, pero que al final resultan no ser tan equitativas y justas.

Artículo 413 del Código Penal colombiano

“El servidor público que profiera resolución, dictamen o concepto manifiestamente contrario a la ley, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses, multa de sesenta y seis punto sesenta y seis (66.66) a trescientos (300) salarios mínimos legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas de ochenta (80) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses.”

Pero este delito también se da cuando un servidor público o un juez omite o se hace a un lado sobre alguna decisión judicial; a esto se le conoce como prevaricato por omisión:

“el servidor público que omita, retarde, rehuse o deniegue un acto propio de sus funciones, incurrirá en prisión de dos (2) a cinco (5) años, multa de diez (10) a cincuenta (50) salarios mínimos legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por cinco (5) años.”

Sigue leyendo más sobre este delito en este artículo: Delitos de los servidores públicos

Este delito, según lo ha señalado el portal Ámbito Jurídico, es uno de aquellos que más cambios ha recibido en los últimos años, afectando considerablemente los posibles escenarios donde se comete prevaricato.

De acuerdo con esto, algunos jueces que han sido condenados por prevaricato, han recibido beneficios o han quedado absueltos; tal es el caso Raúl Hernán Ardila Baquero, absuelto por este delito. (Ver más información aquí). Así como este caso, hay muchos más en la página de la Fiscalía, en donde reposan todos los archivos sobre delitos en Colombia.

¿Deseas asesoría jurídica con un abogado especialista en Derecho Penal sobre este tema?

Resumen
El delito y las penas del prevaricato en Colombia
Título
El delito y las penas del prevaricato en Colombia
Descripción
El prevaricato en Colombia es uno de aquellos delitos que bien podría ser resumido bajo el conocido refrán “Lo malo de la rosca es no estar en ella”. Pero lejos de ser gracioso, la realidad muestra que este delito desangra al país en un mar de corrupción al extremo.
Autor
Medio
Colombia Legal Corporation
Logo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *