Delitos contra la salud pública en Colombia

Delitos contra la salud pública

Los delitos contra la salud pública son considerados como los de mayor envergadura para la prevención de problemas sociales y sanitarios. No solo se habla de aquellos delitos por la propagación de enfermedades, sino también de los delitos cometidos por el tráfico de estupefacientes.

Colombia no es un país que haya tenido que afrontar una epidemia de magnitudes épicas con miles de muertos, como si ha pasado en otras regiones del mundo. Pero sí es un país que ha tenido que luchar contra el tráfico de drogas ilegales. Uno de los mayores problemas que ha afectado al país.

Por su parte, la salud pública tuvo que afrontar en años recientes la epidemia del Chikungunya y el Zika, que no dejó una exuberante cantidad de muertos, sí afectó a la población. El Código Penal colombiano, con el fin de evitar estas propagaciones, ha incluido los delitos contra la salud pública, que queremos explicar en el día de hoy.

Dos tipos de delitos contra la salud pública

En el apartado de los delitos contra la salud pública hay dos tipos de delitos básicamente. El primero se refiere más a los daños y actos delictivos que cometen las personas cuando permiten o contribuyen a propagar una epidemia y el segundo se refiere a los delitos cometidos por el tráfico de estupefacientes o drogas ilegales.

Afectaciones a la salud pública

Toda persona en cualquier circunstancia viole las medidas sanitarias de las autoridades competentes o impida el trabajo de estos organismos en la prevención y disminución de una epidemia podrá incurrir en un delito que lo llevaría a la cárcel uno o tres años.

Y este delito aumenta a cinco años cuando una persona no solo viola las medidas sanitarias e impide el trabajo de estos organismos sino se encarga de propagar alguna epidemia.

Esto sucede de igual forma con aquellas personas que están contagiadas de VIH o hepatitis B y aun así donan sangre o contagian a otra. Este acto delictivo lleva a la persona a permanecer entre tres y ocho años en la cárcel.

En esta misma línea, se encuentran los actos delictivos que afecta la alimentación de la población. Una persona puede ir a la cárcel fabrique, distribuya o envenene alimentos. Las penas irían entre los dos años y los diez años con una multa que iría hasta los mil salarios mínimos.

Tráfico de estupefacientes

Toda persona que fabrique, conserve, plante, transporte, estimule o suministre narcóticos o estupefacientes en el país podría afrontar una pena de doce años de prisión, variando en el tipo de acto delictivo que cometa. Sin embargo, solo ser encontrado con algún tipo de sustancia ilegal así sea en mínimas consideraciones le podría acarrear penas mínimas de uno a tres años de cárcel, con multas que van desde dos hasta los cien salarios mínimos.

¿Deseas asesoría jurídica con un abogado penalista sobre delitos de salud pública?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *