brazalete-electronico-colombia

El brazalete electrónico como mecanismo de vigilancia en Colombia

    El brazalete electrónico es un mecanismo de vigilancia que comenzó  a implementarse recientemente en Colombia con el objetivo de descongestionar las cárceles del país mediante la detención domiciliaria de condenados por delitos menores.

     Este programa fue iniciado por el Gobierno Nacional, el cual permite a los reos de diversos centros penitenciarios poder cumplir sus condenas fuera de la prisión. En un principio, alrededor de 1.800 reclusos de la capital colombiana calificaban para iniciar este programa.

     Actualmente, según los datos ofrecidos por la empresa Gemsa, que se encarga de suministrar estos brazaletes, hay 4.800 detenidos que participan de este programa de vigilancia electrónica.

     Entre los requisitos para acceder a este beneficio, el condenado no podrá tener una condena superior a los ocho años. Asimismo, su acceso al programa de vigilancia sólo será otorgado por los jueces.

    Por otra parte, según el Código Penal Colombiano, este sistema de vigilancia electrónica no estará disponible para aquellos que hayan sido condenados por secuestro, tortura, desaparición forzosa, genocidio, trata de personas, desplazamiento forzado, crímenes sexuales y contra el Derecho Internacional Humanitario.

     Del mismo modo, tampoco serán candidatos aquellos condenados por lavado de activos, terrorismo, concierto para delinquir, financiación del terrorismo, delitos afines al tráfico de estupefacientes y administración de recursos relacionados con actividades terroristas.

     ¿Quieres recibir asesoría sobre el brazalete electrónico?

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *