Homicidio o justa retribución de justicia

Homicidio o justa retribución de justicia

En EE.UU, un hombre asesinó al violador de su hija. Una noticia que en su momento dio de qué hablar en todo el mundo, no por el hecho de que un hombre haya asesinado a otro sino por las circunstancias del caso. Todo ocurrió cuando Julia Maynor tenía cuatro años y vivía con el padre adoptivo de su madre.

Él la violó en repetidas ocasiones. Pero al cabo de cuatro años, fue denunciado y sentenciado a cinco años, de los cuales solo estuvo dos años en prisión. Luego de quedar en libertad, Earl Jones continúa asediando a la víctima, con lo cual Jay Maynor, padre, lo asesina de unos tiros.

En el Tribunal se declara culpable con el único fin de evitarle a su hija el escarnio público. Él quería que todo el proceso fuera rápido para que Julia no se viera involucrada en esta situación desastrosa, pues desde los ocho años de edad hasta los 24 años ha estado recibiendo tratamiento psicológico para olvidar o superar ese trauma.

Justicia por mano propia

Pero este caso no es aislado socialmente, en India, un hombre asesinó al violador de su hija de forma cruenta. Todo sucedió cuando el padre se enteró de que su inquilino había violado a su hija una mañana. Se enfureció a tal extremo que planeó una venganza.

Una noche, le dijo a su esposa que se encerrara en su habitación con sus seis hijos, luego invitó a su inquilino a cenar y él aceptó, pues hasta el momento no había nada extraño en esa invitación. Todo en esa noche fue normal: una cena entre amigos, charla, cerveza y risas.

Sin embargo, cuando iba finalizando la cena, el padre ata a su víctima a la silla y luego le quita la ropa; pone después a calentar una espátula y finalmente le quemó los genitales al violador. La víctima murió y el padre al cabo de unas horas se entregó a la Policía, aludiendo haber cometido un asesinato por error.

Este caso hubiera podido ser uno más en India y en el mundo, sin embargo, la justicia en ese país lo había condenado a pena de muerte, sin embargo, las voces internacionales justificaron el acto y lo señalaron de ser un héroe. En el caso del padre estadounidense, sucedió algo similar.

La justicia lo condenó a cuarenta años de cárcel mientras que el violador de su hija solo estuvo dos años en prisión por haber violado durante cuatro años a una niña de ocho años.

Estos dos casos nos ponen a pensar en si el Sistema Judicial colombiano es justo y equitativo. En Colombia, según hemos visto, un enorme porcentaje de delincuentes terminan en libertad, asediando nuevamente a sus víctimas; esto lo podemos evidenciar en el informe sobre impunidad en la justicia colombiana.

¿Deseas asesoría jurídica con un abogado penalista sobre homicidios?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *