Ley de pequeñas causas en colombia

Ley de pequeñas causas

La Ley de pequeñas causas fue sancionada por el presidente de la República Juan Manuel Santosel pasado 13 de enero de 2017 con la intensión de descongestionar la justicia colombiana y eliminar los cuellos de botella que tienen muchos jueces en el país por delitos menores o contravenciones.  Esta ley fue aprobada en el Congreso el año pasado y tiene como objetivo dar justicia a los colombianos de forma más rápida. Como toda ley tiene personas que la apoyan y sus contradictores. En Colombia Legal Corp queremos exponer los argumentos a favor y la importancia de esta ley, así como también algunos vacíos que tiene.

Tiempo para juzgar

El presidente de la República dijo “El tiempo de los procesos para juzgar se reducirá a la mitad”. Es decir, anteriormente, se necesitaban cinco audiencias para dar un veredicto o acusar a alguien implicado en un delito. Ahora con esta ley se busca reducir de cinco a tan solo dos audiencias, descongestionando con esto el sistema judicial. Así mismo, el tiempo también se reducirá, pues antes, un proceso podía durar casi cinco años y ahora con la ley solo duraría seis meses.

Otra de las cualidades que han sido resaltadas por varios jueces e incluso algunos fiscales es que aquellas acciones criminales menores no necesitan de innumerables pruebas, pues solo basta con las que tenga la víctima. En esta situación, una agresión, discriminación o injuria solo es suficiente con un video grabado por la víctima o las pruebas que esta persona presente ante el juez.

Críticas a la ley de pequeñas causas

Como toda ley, esta ha tenido también sus críticas. La Fiscalía está dividida en esta situación; algunos la consideran necesaria y justa, pero otros creen que podría ocasionar impunidad, pues se juzgaría sin las pruebas suficientes y sin el análisis profundo de cada caso. Los jueces son los mismos y en muchos casos, su veredicto se da a la ligera sin las pruebas suficientes.

José Gregorio Hernández, exmagistrado de la Corte Constitucional dice que muchos de estos delitos querellables afectan notablemente la dignidad del ciudadano y por ende habría impunidad. Los delitos que quedan dentro de esta ley son los siguientes:

  • Lesiones personales:
  • Actos de discriminación,
  • Inasistencia alimentaria,
  • Injuria,
  • Calumnia,
  • Algunos delitos contra el patrimonio económico,
  • Delitos contra los derechos de autor, y
  • Algunos de los delitos contra el orden económico y social.

Así mismo, se crea la figura del acusador privado, el cual puede desarrollar nociones de investigación y llevar el caso hasta el juicio oral. Sin embargo, para el exmagistrado esto puede ser contraproducente. En la siguiente entrada hablaremos más sobre esta figura.

¿Deseas asesoría jurídica sobre este tema?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *