Lo que debes saber acerca de la nueva ley de Protección de Datos


El pasado día veinticinco de mayo entró en vigor en la Unión Europea la nueva Regulación General de Protección de Información, o GDPR por sus siglas en inglés, la cual obliga al cumplimiento de una serie de reglas mucho más exigentes acerca de la privacidad de la información.

Por lo tanto, cualquier compañía que almacene o utilice los datos personales de usuarios que residan Europa tiene que someterse a estas nuevas reglas, con total independencia de su ubicación. El incumplimiento de las mismas se castigará con sanciones millonarias.

¿Qué es la nueva Regulación General de Protección de Información?

Se trata de la nueva ley vigente de información de la Unión Europea, la cual permite que los usuarios tengan un mayor control sobre sus datos y al mismo tiempo obliga a las organizaciones a asegurar el modo mediante el cual se recopila, procesa y guarda toda esa información.

Con la entrada en vigor de esta nueva ley se pretende alcanzar un importante cambio en la forma en la cual las compañías tratan los datos de los individuos.

¿Quiénes deben cumplir esta nueva ley?

Además de las empresas que se encuentran ubicadas en Europa, cualquier compañía que recopile información sobre personas que vivan en la Unión Europea está sujeta al cumplimiento de las nuevas reglas.

Esto significa que, aunque determinadas empresas no tengan relación directa con Europa, sí pueden llegar a respaldar otros negocios con clientes europeos. Es el caso de los proveedores de alojamientos web.

Por ejemplo, a pesar de que una compañía ofrezca un servicio de hosting seguro en Colombia, garantizando gracias a sus modernos sistemas la protección de los datos personales, también tendrá que cumplir con la nueva legislación en el caso de que alguno de sus clientes recopile información de personas que vivan dentro de la Unión Europea.

¿Qué debe hacer el usuario?

El individuo habrá recibido en su correo electrónico durante estas últimas semanas decenas de mensajes de múltiples empresas, las cuales han tenido que ponerse en contacto con sus clientes de esta forma para solicitarles el consentimiento para almacenar sus datos personales. Es decisión del usuario aceptar o rechazar esa petición.

Incluso las grandes compañías que existen en la actualidad han tenido que cambiar sus configuraciones de privacidad, preparándose así para la implantación de las nuevas reglas. Alguna compañía de mensajería instantánea ha modificado también la edad mínima para el uso de su aplicación

Para seguir utilizando muchos servicios, el individuo tendrá que aceptar las nuevas políticas y confirmar su edad. Los menores de dieciséis años necesitarán un consentimiento expreso de sus padres en muchos países de la Unión Europea.

Las empresas podrán seguir almacenando información

Las organizaciones sólo podrán recopilar información de los usuarios si son capaces de probar que disponen de las bases legales para hacerlo, ya sea a través de un contrato o un simple consentimiento individual.

En todo caso, las solicitudes deben estar redactadas de manera clara y con un lenguaje sencillo. Se acabaron esos términos y condiciones generales con consentimientos ocultos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.