Pago del arriendo

Pago del arriendo por consignación

En múltiples ocasiones los arrendadores buscan sacar el mejor provecho de su arrendatario y la propiedad en arriendo; aunque esto implique asumir ciertas acciones poco legales.

Varios optan por no recibir los pagos respectivos al canon de arrendamiento, para constituirlo en mora y poder asegurar que el arrendatario incumplió el contrato.

Para estas situaciones se debe recurrir al Código Civil desde su artículo 1656, donde contempla la solución a este conflicto: el pago por consignación.

¿En qué consiste?

Bueno, hace referencia según su artículo 1657 a “el depósito de la cosa que se debe, hecho a virtud de la repugnancia o no comparecencia  del acreedor a recibirla, y con las formalidades necesarias, en manos de una tercera persona”.

Esto implica, en consecuencia, que la herramienta que brinda el Código Civil es para que una tercera persona pueda realizar el pago de la obligación, y así usted, como arrendador no deba cargar con los sobre-costos del incumplimiento en el pago y los consecuentes problemas legales.

Para poder realizar este proceso, es importante tener en cuenta que el pago lo debe hacer una persona capaz (autorizada por el juez), quien hará el pago al acreedor o a su representante para que lo reciba y se cancele la deuda.

Para acudir a este recurso, usted también debe estar en la fecha límite de pago, por lo que solo unan vez expirado el plazo o cuando la obligación se haya cumplido usted podrá apelar al pago por consignación.

Adicionalmente, el pago debe ser realizado de la manera y lugar apropiado (banco, cheque, pagaré en oficina, etc.) y acordado por el juez. Es esencial que como deudor usted envié por escrito la oferta y hechos presentados al acreedor  haciéndole una entrega de los mismos al juez, como soporte de la voluntad de pago y el proceso que se ha desarrollado.

Debemos recordar que el pago por consignación no se refiere únicamente a dinero sino a cualquier otra cosa o bien que se haya acordado a cambio o por el pago. En efecto, es el juez quien da la autorización para realizar la consignación y la persona a quien se debe consignar.

Este apelará siempre a favor del que exponga el interés por el buen desarrollo y pago oportuno de la obligación.  Con esta información y la negativa de su acreedor, es hora de ponerse en acción a realizar el proceso de pago por consignación si su arrendador no le desea recibir el pago.

¿Deseas asesoría jurídica con un abogado especialista en arrendamieto?

1 comentario
  1. Marta Suarez
    Marta Suarez Dice:

    Los arrendadores son unos aprovechados y quieren hacer incrementos en usura anulmente; en ese momento es cuando no debemos aceptar y usar este recurso de pago por consignación.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *