El Asesino de Niños Más Cruel que Garavito

Marzo 21, 2017

64
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Luis Alfredo Garavito es indiscutiblemente el violador de niños más famoso que tiene Colombia, pues el momento en que cometió sus crímenes, el país prestó mucha atención a estos casos.

Sin embargo, existe otro criminal mucho más aterrador con más víctimas que Garavito. Esta es la temible historia de Pedro Alonso López, 'El Monstruo de Los Andes'.

Pedro Alonso López ha recibido el título por los forenses colombianos como el peor asesino en serie de Colombia en toda su historia. En las primeras etapas de su vida, tuvo una niñez terrible, en donde fue maltratado y violado a los ocho años. Su madre ejercía la prostitución y lo golpeaba frecuentemente.

Sus asesinatos no solo ocurrieron en Colombia, en donde solo fue juzgado por el homicidio y violación de dos niñas. Sus crímenes sacudieron a Ecuador y Perú también.

Confesó más de 300 crímenes en estos tres países. Viajó desde Colombia hasta Perú, y fue apresado en Ayacucho, en donde fue capturado por los mismos pobladores, que por poco lo linchan, cuando estaba a punto de violar a una niña de nueve años de edad.

Justo cuando casi lo matan en Ayacucho, fue salvado por un sacerdote norteamericano, que lo entregó a la policía peruana, la cual lo extraditó a Ecuador.

En ese país, se desconocía su verdadera identidad y sus aberrantes crímenes. En los dos años siguientes, continuó libre asesinando y violando a niñas. Finalmente, fue apresado en Ambato, Ecuador, cuando intentaba violar a una niña de once años.

Justicia

La justicia llegó, pero no de la mejor forma. Confesó en Ecuador el asesinato de más de cien niñas indígenas, procedentes de la región andina. Eran jovencitas, como él dijo, indefensas. Sus familiares acudieron a la Policía innumerables veces, pero ningún testimonio fue aceptado y por ese motivo, Pedro Alonso se mantuvo libre durante muchos años.

En Ecuador fue condenado a 16 años de prisión, puesto que la ley allí solo tiene en cuenta un crimen en conjunto y no homicidios por separado. Es decir, que pudo asesinar solo una niña o cien y recibiría la misma condena.

Pasados los 16 años en la Cárcel, fue extraditado a Colombia, en donde fue condenado por el asesinato de dos niñas, a pesar de haber confesado más de 300 crímenes. Pero la justicia colombiana no ha sido la mejor.

En 1995, año en que fue extraditado al país, fue declarado demente, por lo cual se le condenó a pagar su sentencia en un hospital psiquiátrico. Pasados solo dos años, fue declarado sano y logró su libertad condicional a cambio de reportarse para continuar con su tratamiento psiquiátrico. Obviamente, nunca se volvió a saber de él.

La Policía colombiana cree que Pedro Alonso continuó cometiendo crímenes, pues en la región de los Andes han aparecido niñas asesinadas y violadas. Ecuador y Perú están también tras la pista de este asesino. Actualmente, tendría un poco más de 65 años de edad. ¿Qué sucede entonces con la justicia colombiana?

64
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Agente en Línea
Chatea Ahora
Estamos en Línea
para ayudarle
Agente en Línea
+57 310 689 8997
Tambíen puede llamar para hablar con un operador
Iniciar Sesión de Chat
Ingrese la siguiente información para comenzar:
Teléfono Inválido
Correo Inválido
Enviar 1158
ENVIAR