70 Mil Son las Víctimas de la Trata de Personas en Colombia Anualmente

Enero 17, 2016

18
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
La trata de personas es un delito que se mantiene latente en la sociedad colombiana, debido a que no sucede de manera directa y momentánea, sino que se ejecuta de forma continua delante de nosotros.

El tema ha regresado a la opinión pública nacional luego de que se dieran a conocer los resultados de una investigación desarrollada por la organización Women's Link Worldwide (WLW), donde se explica de forma detallada las diferentes modalidades del delito y las zonas donde principalmente se registran mayor número de víctimas.

En este sentido, es conveniente hacer un recorrido teórico acerca de este delito, tomando en cuenta sus tipologías, principales zonas del país donde se lleva a cabo, indicadores y destinos migratorios, formas de reclutamiento e instrumentos legales que penalizan este delito.

¿Qué es la trata de personas?

Es un delito que consiste en el reclutamiento, traslado y recepción de personas, utilizando diversos mecanismos de captación para de cierto modo obligarlos a la ejecución de algunos trabajos, utilizando el recurso de abuso de poder, chantaje, etc. El delito constituye una violación grave a los derechos humanos y principalmente tiene como víctimas a mujeres y hombres desde la niñez, adolescencia y etapa adulta.

Tipos de trata de personas

Los tipos de trata de personas podrían clasificarse de acuerdo a diferentes indicadores. Pero los más comunes son de acuerdo a la zona de rotación de las víctimas y según del tipo de trabajo que estos realicen.

Así, encontramos la trata de personas externa, que se caracteriza principalmente porque el reclutamiento se ejecuta en el país de residencia de la víctima, pero la explotación se lleva a cabo en un país diferente.

En segundo lugar tenemos la trata de personas interna, que consiste en reclutar a las personas en su ciudad de origen y la explotación se ejecuta en otra ciudad, pero dentro del mismo país.

Respecto a las clasificaciones según el tipo de explotación, encontramos la explotación sexual, que se relaciona directamente con la prostitución, turismo sexual, pornografía y actividades relacionadas.

Luego encontramos los trabajos forzados, que consisten en ejecutar tareas por encima de la capacidad del trabajador, sometiéndolos a condiciones inhumanas para ejecutar dichas tareas. También existe el matrimonio servil, que implica el traslado de la pareja para explotar a una de las partes, bien sea el esposo o la esposa, ejecutando tareas de tipo sexual o de trabajo forzado.

Por otro lado, está la mendicidad ajena, donde se obliga a la víctima a pedir limosna en una zona determinada de la ciudad a la que fue trasladada, y por último la extracción de órganos, una grave forma de trata de personas, ya que puede poner en riesgo la vida de la víctima. Esta modalidad, incluye el vientre en alquiler.

Zonas de Colombia con Altos Índices de Víctimas

Según el informe de la organización sin fines de lucro WLW, las principales zonas de reclutamiento de víctimas comprenden el Eje Cafetero, que agrupa los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío. Paralelamente, destaca la zona del Valle del Cauca, que también registra un alto número de personas reclutadas.

Estas víctimas generalmente tienen como destinos países como: Aruba, Holanda, España, Italia, Japón, Panamá, Perú, Chile, Bolivia, Argentina, Japón, Indonesia, Corea del Sur, Ecuador y Guatemala. Claro está, los destinos varían de acuerdo a los tratantes, pero estos son los más comunes.

En cuanto a la trata de personas internas, encontramos como departamentos de origen: Bolívar, Antioquía, Córdoba, Valle, Quindío y la ciudad capital, con destinos hacia Amazonas, Magdalena, Meta, Bolívar, Nariño, Bogotá, Norte de Santander y Antioquía. Como se observa, el tráfico interno es recíproco entre algunas ciudades.

De acuerdo al informe de la WLW, Colombia no es solo un país de origen para la trata de personas, sino también una estación en cuanto al recorrido de víctimas provenientes de otros países, tanto para la trata de personas como para la migración tradicional.

En este sentido, pasan por tierras colombianas personas provenientes de otros países de Suramérica, Cuba y el continente Asiático, que luego se dirigen a Europa y América del Norte, donde además de ejercer las diferentes modalidades de la trata de personas, realizan trabajos de tráfico de armas y narcotráfico.

Formas de Reclutamiento

Las formas de reclutamiento son muy variadas, pero entre las más comunes se encuentra la oferta laboral que aparece en periódicos, agencias de empleos ficticias o personas cercanas al entorno de las víctimas.

Luego de esto se realiza una selección de posibles víctimas, una vez elegidas inicia el proceso de engaño, en esta fase también comienza la preparación para el viaje, con documentos falsificados en algunos casos.

Sin embargo, la víctima no siempre viaja engañada, en algunos casos, las mujeres migran de una ciudad o país dispuestas a trabajar como prostitutas.

El aspecto más crucial del asunto es que la red asume los gastos del traslado, por lo que la víctima debe cancelarla con su nuevo trabajo. En muchos casos esta deuda es impagable y la persona queda relegada a sus captores.

Leyes e instrumentos que penalizan el delito

A nivel nacional e internacional existe una gran plataforma con leyes que previenen y penalizan este delito. Pero lamentablemente su efectividad ha sido muy baja. Así encontramos la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los diferentes Protocolos promulgados por la Organización de las Naciones Unidas.

En Colombia se prohíbe la trata de personas en el artículo 17 de la Constitución. Además existe la ley 985 del año 2005, elaborada para prevenir y sancionar a los responsables de este delito, así como a tender a las víctimas.

Esta ley tiene antecedentes en leyes anteriores como la ley 800 de 2003, la ley 747 de 2002, para castigar los distintos tipos de trata de personas y la ley 599 del 2000, para castigar la trata interna de personas con fines sexuales.


18
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Agente en Línea
Chatea Ahora
Estamos en Línea
para ayudarle
Agente en Línea
+57 310 689 8997
Tambíen puede llamar para hablar con un operador
Iniciar Sesión de Chat
Ingrese la siguiente información para comenzar:
Teléfono Inválido
Correo Inválido
Enviar 223317
ENVIAR