¿En qué Ambitos se ha de Aplicar el Código Penal Militar?

Enero 29, 2016

80
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
La mayoría de los civiles -salvo algunas excepciones- desconocemos lo que significa la Justicia Penal Militar, razón por la cual cuando se trata de estos asuntos solemos girar la cabeza e imaginar un campo con margaritas.

Ahora, se hace necesario conocer ciertos aspectos de las fuerzas públicas a fin de evitar malentendidos de cualquier índole.

Así, la justicia penal militar es una organización judicial encargada de investigar y juzgar los delitos cometidos por los militares en servicio activo y en relación con el mismo servicio que prestan a la patria.

Es decir, las personas que forman parte de la fuerza pública están sujetas a ser condenados o liberados, según sea el caso, por hacer parte de una determinada categoría de personas, como son los militares en servicio activo, en situación de reserva o de retiro (en los casos de delitos contra las fuerzas armadas)

También el caso de los militares extranjeros que se encuentren prestando su servicio al Estado, prisioneros de guerra, espías y civiles que forman parte de las fuerzas militares.

Ahora bien, entendido qué es la justicia penal militar y en quien recaen sus funciones, el Artículo 3 del Código Penal Militar nos habla acerca de los delitos que no tienen relación alguna con la función del servicio.

Ejemplo
Caso del soldado profesional de apellido Arias (el apellido no corresponde de manera necesaria a un sujeto real), quien fue trasladado a un caserío a fin de cumplir con su misión, la cual consiste en salvaguardar a los civiles.

Decide, un día, pasado de copas, amenazar a un lugareño e intimidarlo con el cargo que ocupa en la fuerza pública; el lugareño, amedrantado accede a la demanda del militar y tiempo después se entera de que fue víctima del abuso de poder.

El soldado, tras ser demandado debe responder y cumplir con el castigo impuesto por sus superiores en caso de ser comprobado culpable.

Si bien éste tipo de situaciones resultan en algunos momentos muy evidentes, quizá algunas personas no tienen el conocimiento suficiente y terminan amedrantados.

Y en el caso de un soldado (aunque puede ser cualquier miembro de la fuerza pública), es probable que en algún momento de su carrera militar sienta el poder como un absoluto que pueden ejercer sobre el pueblo y se vean tentados a abusar del mismo sobreentendiendo que por tener autoridad militar son inmunes a la ley.

Gran error, ya que, si bien representan la autoridad, lo deben hacer en medio de una serie de parámetros que se pueden reconocer como los derechos humanos, aplicables a toda la raza humana en el planeta sin importar su condición social, tal como se evidencia en el artículo antes mencionado.

En ningún caso, podrán relacionarse con el servicio los delitos de tortura, genocidio, desaparición forzada, delitos de lesa humanidad o aquellos que atenten contra el Derecho Internacional Humanitario.

Conclusión
Si bien las personas que forman parte de las fuerzas públicas se ven tentados a abusar del poder que se les ha otorgado de acuerdo a su función dentro de la Institución, es imprescindible que éstos – los funcionarios- y la población civil en general entiendan hasta donde llegan los límites de los mismos y no sean, o seamos, presa de un caso de abuso de poder.

80
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Agente en Línea
Chatea Ahora
Estamos en Línea
para ayudarle
Agente en Línea
+57 310 689 8997
Tambíen puede llamar para hablar con un operador
Iniciar Sesión de Chat
Ingrese la siguiente información para comenzar:
Teléfono Inválido
Correo Inválido
Enviar 19450
ENVIAR