Ataques con Ácido: no más Impunidad

Enero 30, 2016

12
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
A usted o a algún conocido podría pasarle lo que le pasó a Yenny.

Yenny Marsella Pardo, de 28 años de edad, estudiante de Administración de Empresas de la Universidad Cooperativa, estaba en un recreo de clases cuando sufrió un ataque con ácido.

Ahora está esperando una intervención quirúrgica y su familia clama por una respuesta. Ha mucho tiempo y aún no se sabe quién fue el culpable. La desesperación de sus familiares es de tal magnitud que han solicitado a la justicia que se ofrezca una recompensa para dar con el responsable.

Este caso despertó la indignación de la ciudadanía y puso al descubierto la cruel realidad de que no existe la justicia en cuanto a estos casos se refiere. Desde enero de 2013 se han abierto 2178 investigaciones por lesiones personales, que incluyen los ataques con agentes químicos.

En realidad, del total de casos producidos se desconoce cuántos de ellos corresponden a agresiones de estas características. De esos procesos solamente 1131 están activos, y se cuenta en dos años con sólo 16 sentencias firmes.

Medicina Legal, por su lado, registra la existencia de 133 casos comprobados de ataques con ácido ocurridos entre enero de 2014 y abril de 2015. Las víctimas son tanto hombres como mujeres, siendo el sexo femenino el más numeroso.

Carlos Guevara, camarista que pertenece al partido MIRA, impulsa un proyecto para endurecer las penas imputables a esta agresión.

En la actualidad esta acción se asimila a la de "lesiones personales", con penas que no se condicen con la gravedad de las lesiones producidas. A su criterio, Guevara comenta que debería tipificarse dentro de lo que se denomina "tentativa de homicidio", con una pena mayor, ejemplificadora y disuasiva para los posibles futuros agresores, evitando así este comportamiento tan grave que hasta hoy está casi impune.

Otro de los aportes que propugna el proyecto se refiere a la protección que debería darse para priorizar la entrega de tejidos donados, que posibilite y facilite en el futuro el tratamiento de las víctimas con estas necesidades. Un tema pendiente también es el de la inclusión socio-laboral para los damnificado

La que se considera como la primera víctima de agresión con ácido en el país fue Gina Potes, quien a raíz de su propio sufrimiento fundó la institución denominada "reconstruyendo rostros". Ella sostiene que hay impunidad en el cien por ciento de los casos, porque la justicia no actúa y porque las penas son bajas.

Conclusión

Entre tanto, la sociedad entera está indignada. Para expresarse ha organizado marchas de protesta. Se espera que las autoridades y todo el aparato judicial presten atención a esta problemática y se empeñen en lograr la erradicación total de este delito.

12
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Agente en Línea
Chatea Ahora
Estamos en Línea
para ayudarle
Agente en Línea
+57 310 689 8997
Tambíen puede llamar para hablar con un operador
Iniciar Sesión de Chat
Ingrese la siguiente información para comenzar:
Teléfono Inválido
Correo Inválido
Enviar 11031
ENVIAR